miércoles, 21 de enero de 2009

LEYENDA DE OTAVALO


NINA PACCHA, PRINCESA DEL LAGO
Fuente: otavalovirtual.com

Laguna de Cuicocha (imagen de Flickr)

Cuenta la leyenda que la sequía azotaba a toda la región y, por tanto, había que sacrificar una doncella para calmar las iras del "Taita" Imbabura. Una hermosa indígena llamada Nina Paccha (fuente de Luz) fue la elegida, pero su joven enamorado, Guatalquí, no estaba dispuesto a perderla, por lo que huyeron juntos. El pueblo los siguió y cuando iban a ser alcanzados, el cielo se iluminó y Nina Paccha desapareció.


El volcán padre la había convertido en laguna. Surgió, además, un relámpago que fue directamente donde el joven amante, quién se esfumó y brotó como lechero, para que sea vigilante permanente de su adorada Nina Paccha. Y mientras el pueblo no salía de su asombro, una fuerte lluvia empezó a caer sobre los campos.




Arbol del lechero (imagen de otavalovirtual.com)


Así, la laguna y el lechero, dentro de la teogonía aborigen, se convirtieron en templos rituales, donde se alzaban plegarias por la siembra, la cosecha y la vida misma; también por ello, desde épocas remotas, los indígenas cruzaban a nado el lago como ofrenda sagrada.

1 comentario:

Familia Dávila Vera dijo...

Muy interesante tu blogg, tienes muy buena información desearía un baner tuyo para publicarlo y enlazarlo en mi blog y espero lo visites desde este mes comienzo con ese proyecto y ojala otros 2 mas que tengo en mente, www.familiadavilavera.blogspot.com